martes, 9 de junio de 2009

Y pasa otro mes más...

Este último mes ha sido... relajado, demasiado relajado, sin grandes avances ni nada de estrés, con una semanita de vacaciones playeras incluso entre medio, aunque la última semana sí que ha servido para ponernos un poco las pilas.
Ya tenemos en casa los detalles de los hombres y de las mujeres pedidos ambos por internet (nos faltan los de los niños y las tarjetitas y esas cosas), también compramos los abanicos para la iglesia, llamé a la floristería para confirmarla (sin mirar más), enviamos las invitaciones que nos quedaban por correo (me faltan dos, mea culpa.. pero ya me ocuparé), hicimos los cursos prematrimoniales (en una hora jeje) y resolvimos el papeleo eclesiástico, estoy preparando un detalle especial con los nombres de los invitados para la entrada del salón y ayer mismo he vuelto a ponerme, ya en serio, con el viaje; ya hemos reservado los vuelos, las primeras noches de hotel en Venecia y el coche de alquiler.
Gadget ya tiene el chaleco y la camisa (finalmente a medida, bracilargo que nos salió el chico) en casa, y tan solo le faltan los zapatos (y los gemelos que ya le he dicho que son cosa mía). Y a mí me faltan cosillas... nada muy importante pero lo suficiente como para mantenerme con la cabeza ocupada.
Creo que el puntito de estrés (habrá que tratar de mantenerlo a raya) lo ha puesto una boda a la que hemos ido este fin de semana. De repente me he dado cuenta de que la nuestra está ahí, a la vuelta de la esquina! tan sólo quedan dos meses que pasarán muy rápido teniendo en cuenta la de cambios que implican además de la boda (tengo una complicada mudanza en medio).
La boda de este finde genial, se nota que los novios se habían molestado mucho con los pequeños detalles y eso se nota.

martes, 5 de mayo de 2009

Llegó la primavera

Ver ramos de novia es bastante más divertido que repartir invitaciones. Divertido y entretenido. Tanto tanto, que cuando te quieres dar cuenta han pasado dos horas y te han puesto una multa de la O.R.A.
Tu madre tiene una idea de ramos (tan blancos, tan redonditos y tan grandes), tú tienes otra (más moderna e ¿innovadora?), y al final la florista remata con sus opiniones. Total, que no es tan fácil como parece, aunque tampoco es difícil encontrar, más pronto que tarde, un punto común entre las tres.
Por supuesto no es algo que ya esté decidido ni nada, de momento es una idea que habrá que ir madurando y confirmar o no.
Aquí viene la eterna duda. ¿Sigo mirando otras floristerías, volviéndome loca, complicándome la vida? ¿o lo contrato con estos chicos, afinamos la idea, y me dejo de líos?
Un consejo maravilloso que yo misma podría darme es que ya me he complicado (y sigo haciéndolo) bastante con otras cosas, y que esto posiblemente no lo precise. Y ojalá me haga caso. Pero conociéndome tampoco me extrañaría mucho acabar haciendo un exhaustivo estudio sobre las floristerías de mi ciudad, comparativa de precios y estilos varios.
Por cierto, que de precio no me parecieron epecialmente baratos la verdad, pero ya me ha adelantado el padrino que pagar el ramo es cosa suya. Yo por mi parte ya le he comunicado que recogerlo ese día también ;)

domingo, 26 de abril de 2009

Prueba superada!

Siempre escuché decir que repartir las invitaciones es algo tedioso y estresante, y supongo que quienes lo comentaban tenían razones para pensar así. Pero me temo que nadie tenía tantas razones como yo.
Vivimos fuera, así que sólo podíamos repartirlas en nuestras escasas escapadas a casa. Y para colmo, aún no sé muy bien porqué, nos empeñamos en quitárnoslas de encima en semana santa. Sí sí, toditas en 4 días (5 en realidad).
Aún no sé muy bien cómo pero practicamente lo hicimos, eso sí, a costa de mucho estrés y algún que otro disgusto. Nos quedan muy poquitas que o bien son de amigos (esas ya en plan relax) o bien son para mandar por correo, así que ya con tranquilidad.
Si mereció la pena?? pues no lo sé, yo salí casi huyendo de mi ciudad con una enorme necesidad de estar en mi casa, tranquila y olvidarme de todo, lo cual ha sido más que factible gracias a un viajecito que nos hemos marcao como "último viaje de novios".
Pensándolo ahora y a toro pasado pues genial porque mira, ya nos lo hemos quitado de encima, pero si tuviera que darle un consejo a una futura novia sería que se lo tomara con calma y las fuera dando con mucha parsimonia y sin agobiarse.
Ahora, ya de vuelta de nuestras detoxing holidays y a punto de dejar de trabajar, tendré que ponerme de nuevo manos a la obra con las cosillas que hemos ido dejando, que no son pocas, y empezar de nuevo a hacer avances reales con los preparativos. Pero eso sí, con calma, con muuucha más calma.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Zapatitos para bailar

Tres. Tres provincias distintas en busca de los zapatos perfectos y ná. No existen.
Un día enterito buscando zapatos por la capi (viaje que aprovechamos para recoger ¡por fin! las alianzas, qué ilu jeje), pues nada, ningún resultado, aparte claro está de pasar el día divinamente con la Jefa y Gadget, incluida comida en Gran Vía costeada por el Jefe.
Otro día enterito en el "pueblo de los zapatos", que mira que hay zapaterías, pues nada, lo que yo quiero no existe!! aquí la comida dejó bastante más que desear, sobre todo porque tenemos la extraña y fundad sensación de que salimos un poco... intoxicados del restaurante. Chino para más señas. Con lo bueno que estaba...!
Y otros cuantos días ojeando las zapaterías de nuestra ciudad, que no es que sea gran cosa pero tiene más de las que pensaba, y nada.
En resumen, que no he cambiado mis comodísimos zapatos con 5,5cm de tacón y que seguiré mirando. Si alguno me convence más perfecto y si no pues... al menos tengo zapatos.

Por otro lado os contaré (que esto es muuucho más divertido) que por fin Gadget y yo nos hemos animado a nuestra primera autolección de vals!! Apartamos los muebles del salón, pusimos en la tele a nuestros profes y... ¡a bailar! jajaja, muy divertido, vale que se nos da un poco... como diría... mal xD, pero si insistimos creo que la gente no se reirá demasiado.
PD. No nos vendría mal un espacio más grande, cuando empecemos con los giros (más o menos en la segunda autolección) el salón se nos va a quedar muyyy pequeño! Gadget propone salir a la calle, pero a mí no me acaba de convencer... ¿aún existe el arresto por escándalo público?

martes, 10 de marzo de 2009

"La cata" y otros placeres

El sábado noche tuvimos la prueba de menú (rebautizada definitivamente por el Niño con la acepción de "la cata", término que ya todos utilizamos claro, poder de convicción que tiene el chico).
Éramos 7, probamos 3 entrantes, 3 pescados, 3 sorbetes, 3 carnes y 3 postres, así como los dos vinos que pensábamos (y seguimos pensando) poner.
Con los entrantes fue bastante fácil y enseguida hubo unanimidad.
Con los pescados... mmm... relativamente complicadillo, pero también llegamos muy pronto a un acuerdo.
Con los sorbetes ganó la opción que pensamos que es más fácil que guste, aunque como opción personal hubo quien hubiera elegido otra (yo creo que elegimos bien jeje).
Y con las carnes, pues toda una sorpresa, el plato que menos pensamos es el que más nos gustó, y el Jefe y Gadget nos convencieron al resto de que era la mejor opción a pesar de ser un plato... diferente. Creo que dará la campanada ;)
En los postres algo típico pero con un par de toques de originalidad, lo que nos esperábamos.

Además aprovechamos, bueno, aproveché el finde para otros placeres, como acabar la asesoría de imagen en mi peluquería (cada día me gusta más!!) y... para encontrar zapatos! eso que tan difícil iba a ser. Los vi con la Jefa, nos encantaron, y no reparamos mucho en que quizá tenían un poquito más de tacón del deseado. Además fueron muy baratos.
El domingo ya en mi casa me dio por medirles el tacón y... no, no, no... yo no puedo llevar 5,5cm! uff... Así que nada, ando mirando otras opciones y supongo que los devolveré, aunque sean muy monos y comodísimos. Digamos que no cumplen el resiquito principal, que era "cuanto menos tacón mejor, y si puede ser nada ideales!". Pero bueno, también me he dado cuenta de que quizá no vaya a ser tan tremendamente difícil como yo pensaba.

Pues ale, creo que de momento nada más. Bueno sí, que ya tenemos las invitaciones y que la mayoría ya las ha montado una servidora, aunque de momento hemos entregado... una jeje. Menos mal que de tiempo vamos bien!

miércoles, 25 de febrero de 2009

Avances y viajes varios

Muchos fines de semana yendo a nuestra ciudad (antigua ciudad) a por una u otra cosa relacionada con la boda (y los que nos quedan).
Uno exclusivamente para mi asesoría de imagen (que sólo pude hacer parcialmente), mi peluquero es tremendamente encantador, muy observador y detallista, me encanta. A ver qué tal cuando conozca a mi maquilladora (que será prontito jeje).
Entre medias un finde a Madrid, a medirnos las alianzas (qué emociónnnn!), a ojear las dos invitaciones que teníamos en mente sin aclararnos del todo, y a preguntar por alquileres de trajes para Gadget (cosa que no nos convenció mucho la verdad).
El finde siguiente de vuelta a nuestra antigua (que no vieja) ciudad, a mirar trajes "normales" de novio, hasta que un dependiente nos casi-obligó a que se probara uno de ceremonia. Y claro, no había más que decir, vaya diferencia. Esa misma tarde nos fuimos con padres y suegros a la tienda donde compré mi vestido y allí elegimos el traje de Gadget, aunque sólo eso, seguimos a falta de camisa, chaleco, corbata, zapatos... en fin de todo lo demás. Bueno, ahora podemos venir a las pruebas juntos- bromeaba yo.
Y ya en nuestra ciudad "nueva" (aunque no por mucho tiempo jeje) vimos una de las dos invitaciones que nos gustaba, y que finalmente ha sido la elegida, así que ya las reservamos y vimos la muestra, esta semana o la que viene nos las darán.
Y entre medias nos mandaron los menús del restaurante, elegimos los paltos que queríamos probar y tenemos la degustación la semana que viene. Y claro, además de los novios, padres y suegros, me llevo al Niño, que ese paladar tiene que decidir también xD.
Pues como véis muchas cosas, y muchísimas más que nos faltan, esto es un no acabar!!
Mientras un par de invitados que se van a caer antes siquiera de repartir las invitaciones, muy entendibles, al menos por mí, aunque parece que no tanto por otras personas, pero vamos que yo lo veo totalmente lógico.
Y para complicarlo todo un poco más, en uno de esos viajecitos mi ordenador, o más bien su disco duro, se murió, un pequeño golpecito de nada, en el que, sin querer buscar culpables, algo tuvo que ver el Niño (y yo de premio voy y le invito a la prueba de menú, ahí es ná! porque él lo vale! xD). Total que perdí toooda la info de la boda que tenía guardada (que era mucha, o sea, toda). Menos mal que Gadget es una máquina para estas cosas y después de mucho sufrimiento ha podido recuperarme prácticamente todo.
Pues sí, como dice Elena, es complicado esto de preparar una boda. Aunque yo soy más de la opinión de que es complicado porque... nosotras queremos. Seguro que se puede hacer más sencillito todo pero... y lo divertido que es?? y el máster en preparación de bodas que nos van a dar??

lunes, 26 de enero de 2009

Hablar ¿por hablar?

Este fin de semana hemos vuelto a casa a arreglar alguna cosilla.
Bueno, para ser realistas, no hemos arreglado nada, pero hemos hecho todo lo que teníamos pensado hacer. Básicamente, hablar con el cura y con el restaurante.
Pocas, pero buenas noticias.
En el restaurante aún no tenían los menús, pero nos dijeron que seguramente a finales de mes nos los manden. Y también nos llamarán para la prueba de menú. Ningún problema si queremos dar 10 invitaciones más que era una duda que teníamos, aunque al final no sé si las daremos o no(pero ni una más, que ya es el límite de la capacidad del salón). Y poco más. De precios de 2009 aún nada.
Con el señor párroco muyyy bien. Para que luego digan de la Iglesia, ja! un señor encantador. Gadget no tiene porqué confirmarse ni mucho menos hacer catequesis (con qué miedito iba yo jeje), los cursillos prematrimoniales (que de esos no nos libramos) los podemos hacer donde y cuando mejor nos venga, todo lo demás a nuestra elección. Arroz... sí, aunque él tenga que decirnos que no.
Y aparte de eso pues poco más, ojeamos una tienda de detallitos, invitaciones y demás que se supone que estaba muy bien pero que resultó bastante decepcionante (sobre todo después de ver la feria de bodas de Madrid y la amplia oferta de internet), comidas y cenas varias con la familia y amigos, y antes de que nos diéramos cuenta estábamos de vuelta.
Eso sí, el próximo finde repetimos, tengo cita para la asesoría de estética xD.

viernes, 16 de enero de 2009

Amenizándonos

Cuántas cosas hay que pensar para casarse!!
Después de un merecido parón navideño en cuanto a los preparativos, lo siguiente era contratar la música para la ceremonia. Me dediqué a mandar unos cuantos emails pidiendo presupuesto, y supuse que tendríamos que hacer una selección de dos o tres para que nos mandaran alguna grabación o en su defecto intentar ir a escucharles a algún acto.
Pero finalmente, y para sorprender a todos aquellos (que son muuuuchos) que piensan que me estoy complicando muchísimo con los preparativos de la boda (y es cierto, lo sé, pero lo estoy disfrutando tanto!!!) nos hemos fiado de la buena reputación (y buen precio) de un grupo y ya los hemos contratado.
Serán un trío de cuerda y una soprano, y de momento lo hemos apalabrado, no pagaremos nada hasta el mismo día de la ceremonia al salir (a alguien le tendré que encargar el marroncillo del pago jeje).
Me mandarán su repertorio por mail e iremos eligiendo las canciones que queremos para cada momento, sin prisa pero sin pausa, y la idea es hacer después unos misales, que me hace ilusión.

En esto (como en muchas otras cosas) he tomado yo la decisión de mandar los mails y de la elección final, cosa que agradezco (y seguro que Gadget también) aunque sé que otras novias se quejarían, reconozco que soy un poco quisquillosa con casi todo lo que envuelve a la boda y me gusta decidir las cosas, aunque siempre necesito comentarlo todo con él, y para él mis decisiones son perfectamente válidas, así que de momento compenetración total.

Siguiente paso: hablar con el cura y con los del restaurante (si todo va bien el fin de semana que viene), resolver las invitaciones y ya después los regalitos. Además por supuesto de ir a la peluquería a mi "tarde de belleza" jejeje.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Ya soy una novia!

Pues sí, otra escapadita a casa con las cosas bastante claras ya, para ultimar mi vestido.
Fuimos la Jefa, el Niño y yo a otras dos tiendas, la primera dejaba bastante que desear, desde la atención (la típica pelota que sólo quiere que no salgas de la tienda sin haber pagado un vestido) hasta la calidad de los vestidos. Por cierto que en esta tienda nos enseñaron un catálogo con vestidos de otras temporadas desde 200€!! yo flipaba... pero claro imaginaros los vestidos...
La segunda tienda era una en la que ya habíamos estado, pero que quería ver de nuevo el catálogo y volver a probarme ahora que ya tenía más claro lo que me gusta. Me probé un vestido muy mono, pero que a mis acompañantes no les decía nada. De todas formas a mí tampoco me hacía dudar, el de "las papeletas" seguía teniéndolas todas.

Así que el día siguiente volvimos a la tienda mi madre y yo (¿que esté tan lejos a ti te da igual? pues sí mama, para mí 50km no es ná!), la chica encantadora, me probé otro muy mono también, pero el vestido seguía siendo "el vestido", así que me lo volví a probar, estuve mucho rato con él puesto, y decidido, ya tenemos vestido!!
Me tomó medidas y le he hecho un ingreso de 400€ para la reserva del vestido. Y ya al final me dice que además me regalan las medias, la liga y la ropa interior, así que yo encantada jeje.

Sí, estaba muy contenta por haberme decidido (no me cabe ninguna duda de que ése es el vestido que quiero, y mira que me he probado un montón, algunos preciosos, pero la imagen que quiero para mi boda es la de ese vestido), y cómo no decir que te quitas un peso de encima, una cosa menos pendiente, pero la sensación más fuerte que tenía era de pena. Ya no me voy a probar más vestidos! con lo que lo he disfrutado... pero bueno algún día tenía que ser jejeje, y ya no me quedan tiendas!

Pues nada, para primeros de junio tendré la primera prueba, y hasta entonces no volveré a verme de blanco. Tengo que mirar los zapatos, que eso sí que va a ser complicado! sin duda mucho más que el vestido xD.
Otra cosita menos!

viernes, 7 de noviembre de 2008

Perfilando

Otra escapadita a casa (pequeña paliza de coche, ir un martes a comer y volver el jueves por la mañana, pero es lo que hay) para seguir mirando vestiditos jeje.
Una tienda el martes por la tarde, un poco sosa, los vestidos nada del otro mundo a excepción de uno que parece que a la Jefa le gustó (mucho en el momento, al cabo de los dos días ya no jeje). Las dependientas bastante manipuladoras y no demasiado agradables.
Era la primera vez que venía el Niño y para foto la cara boquiabierta que se le quedó!!
Después nos acercamos a otra para pedir cita, pero estaba la chica sola y nos atendió. Encantadora es poco decir, majísima, me probó miles de vestidos, preciosos (algunos muy caros), con mucha paciencia y disfrutando. Como una princesita, me lo pasé genial.
Volvimos a casa con la cabeza hirviendo, menos mal que nos dejó hacer todas las fotos que quisimos. En la primera tienda sólo de los dos vestidos que nos gustaron mínimamente (y después de insistir).

El miércoles fui con mi madre a la pelu que quiero reservar con tan mala suerte que la chica que atiende estaba de vacaciones. "Pásate mañana a ver".
Después fuimos las dos a otra tienda. A mí los vestidos la verdad no me gustaban, no los veía muy de mi estilo, demasiado clásicos. A mi madre hubo uno que sí que le gustó y no estaba mal, pero no era lo que yo quería. El último que me probé me encantó, nada que ver con los anteriores, pero ni a tiros nos dejaron hacerle la foto. La sorpresa (aparte de los 1800 euros que vale) fue una vez en casa al buscarlo en internet y ver que no era de la colección actual. ¿No habrán pretendido colarme un vestido de 2008 a precio de 2009 no??? bingo!! pues aún estoy por confirmarlo pero la maravillosa publicidad que les voy a hacer en los foros les va a encantar jejeje.

Por la tarde fuimos a una tienda que está a 50km pero de la que la gente habla muy bien. También vino el Jefe pero por supuesto no entró, que no quiere autofastidiarse la sorpresa jeje. Así que el Niño, la Jefa y yo atacamos de nuevo!
Otra chica encantadora, lástima de un par de vestidos que no tenía pero varios de los que me probé me encantaron, uno en especial que parece que nos puso a todos de acuerdo y que hoy por hoy es el que más papeletas tiene.
Fue muy curioso, uno que me probé a mí nada más ponérmelo me encantó, me dejó fascinada, era perfecto (si obviamos que el color no es el que yo elegiría, era rojo!). Pues ni a mis acompañantes ni a la dependienta les gustó, y yo convenciéndoles y nada, que no había manera jajaja. Bueno me consuela que después viendo las fotos (todas las chicas que son jóvenes son majas y además son las que nos dejan hacer fotos, será casualidad?) a mi madre ya le gustaba más, ya no soy tan raraaa!!

Lo bueno de probarte tantos vestidos en tan poco tiempo es que lo tienes todo reciente y es más fácil comparar... lo malo es que la cabeza parece que te vaya a explotaar!! ahora a asimilarlo tranquilamente y a darle mil vueltas a las fotos jeje.
La ventaja ahora es que ya tengo bastante claro el estilo que me gusta, y de hecho los primeros que me habían gustado ya no me hacen tanta gracia. Digamos que mi estilo noviero ha evolucionado hacia algo diferente, "más original".

Por cierto que el jueves antes de marchar me volví a pasar por la peluquería, me contaron un poco cómo iba y ya la dejé reservada!! es la más recomendada en los foros de novias y su fama le precede, amén de que su forma de trabajar es completísima e impecable. Te hacen un estudio antropométrico si quieres para asesorarte sobre vestidos, después una asesoría de imagen donde te estudian la piel y el cabello y te hacen recomendaciones sobre posibles tratamientos o cuidados. El día de las pruebas te dedican una tarde entera y no te hacen una sino 4 ó 5 pruebas de peinado y maquillaje, te sacan fotos que te entregan en un DVD para que elijas tranquilamente en tu casa. Y finalmente te peinan y maquillan ese día, puede ir el fotógrafo a sacarte fotos allí e incluso te puedes vestir allí aunque yo prefiero hacerlo en casa. Vamos una pasada. Supongo que por eso vale 250 euritos jeje.
Pues ale, otra cosa menos de la que preocuparse!!

Y para terminar tan ajetreado viaje me pasé por la joyería de mi anillo de pedida para dejarlo (qué penita me dio) y que me colocaran un brillante que perdí en la primera semana, en Nueva York aún. Mira que ha llovido eh? pero es que no encontraba el momento de dejarlo, porque me insistió Gadget que si no... ya me había acostumbrado a verlo así jeje, aunque apenas se notara.